Get Adobe Flash player

Cirugia de Columna

La columna vertebral se compone de huesos (vértebras) que están separadas por cojines suaves (discos intervertebrales).

La enfermedad espinal lumbar (parte inferior de la espalda) es causada normalmente por discos intervertebrales herniados; tumoraciones anormales de procesos óseos en los cuerpos vertebrales (osteofitos) que comprimen los nervios espinales; lesiones y estrechamiento (estenosis) de la espina dorsal alrededor de la médula espinal.

Los síntomas de los problemas espinales lumbares son:

* Dolor que se extiende (irradia) de las nalgas o parte baja de la espalda hacia los muslos
* Dolor que interfiere con las actividades diarias
* Debilidad de las piernas o pies
* Entumecimiento de las piernas, pies o dedos de los pies
* Pérdida de control intestinal o de la vejiga

Se hace una incisión en la parte inferior de la espalda, en el área de la línea media, mientras el paciente se encuentra profundamente dormido y sin sentir dolor (bajo anestesia general).

El hueso que rodea y cubre la médula espinal (lámina) es extraído (laminectomía) y se extirpa el tejido que está causando presión sobre el nervio o la médula. El orificio a través del cual pasa el nervio se ensancha para prevenir que siga presionando sobre el nervio.

En algunas ocasiones, se utiliza un pedazo de hueso (injerto de hueso) o varillas de metal (tales como varillas de Harrington) para fortalecer el área de la cirugía.

La fisioterapia es a veces necesaria en los pacientes para optimizar la movilidad espinal luego de una cirugía de espina lumbar. Los resultados varían según la enfermedad tratada.

Compartir en Redes Sociales:
  • Facebook
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay

Comments are closed.