Get Adobe Flash player

Tratamiento de Lesion del Cartilago Articular

Defectos Condrales o lesiones del cartílago

Los daños al cartílago pueden ocurrir como resultado de un trauma de la rodilla o por el desgaste natural de las articulaciones. Hay algunas personas con el cartílago articular dañado que muestran pocos síntomas y no desarrollan osteoartritis sino que hasta que son ancianos. Aunque los síntomas pueden no aparecer hasta más tarde en la vida, los problemas del cartílago articular son muy comunes. Cuando el deslizado suave de la superficie articular de la articulación se ha perdido por defectos de su contenido se desarrolla un roce anormal que lleva al desgaste mayor del cartílago. Esto lleva a desarrollar la osteoartritis de la rodilla que llega a ser dolorosa.

El desarrollo de osteoartritis depende de varios factores:

1. La edad del paciente cuando comienza la degeneración
2. Nivel de actividad del paciente y su peso
3. La presencia de lesiones del ligamento cruzado anterior y meniscos

¿Qué es el cartílago articular y ¿qué hacer?

Hay dos tipos de cartílago en la rodilla humanos:

1. Fibrocartílago que comúnmente se conoce como menisco.
2. El cartílago articular. Este cartílago es brillante, de color blanco que cubre los extremos de las superficies de la mayoría de los huesos. El cartílago articular protege los extremos de los huesos en las articulaciones y permite el deslizamiento de estas en forma suave con menos fricción. También ayuda a difundir las cargas aplicadas a las articulaciones. Este es sólo abarca unos pocos milímetros de espesor y no tiene suministro de sangre a fin de facilitar el proceso de curación. Por lo tanto, si éste se estropea, hay muy poca capacidad de curación.

¿Qué es una lesión del cartílago articular?

Una lesión del cartílago articular (lesión condral) puede ocurrir como resultado de un pivote o un giro sobre la rodilla doblada, de forma similar al movimiento que puede causar un desgarro de menisco. Los daños también pueden ser el resultado de un golpe directo a la rodilla. Las lesiones condrales pueden acompañar a una lesión en un ligamento, como el ligamento cruzado anterior. Pequeños pedazos de cartílago articular puede romperse y flotar alrededor de la rodilla como cuerpos libres, causando bloqueo de la articulación y / o hinchazón. La mayoría de las veces, no existe una clara historia de una única lesión. La condición del paciente puede, de hecho, ser el resultado de una serie de lesiones menores que se han producido con el tiempo. El cartílago articular también desgasta con el uso como sucede con las personas de edad avanzada.

El daño condral se clasifica de leve a grave, y todos los grados pueden tener características de la osteoartritis o artritis del desgaste.

Clasificación del daño condral:

1. Grado I: El cartílago se inflama y se reblandece. Esta es la primera forma de daño.
2. Grado II y III: A medida que la condición empeora, el cartílago puede llegar a fisurar (tiene una apariencia rallado). El grado de lesión depende del tamaño de la zona involucrada y del espesor del cartílago afectado.
3. Grado IV – El cartílago se ha gastado completamente dejando el hueso expuesto desde pequeñas zonas a una forma generalizada. Cuando las áreas involucradas son grandes, por lo general el dolor se vuelve más grave, provocando una limitación en la actividad.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una lesión del cartílago articular?

Los síntomas de una lesión del cartílago articular no son tan evidentes como los de un desgarro del menisco o del ligamento.

1. Hinchazón intermitente: A veces es el único síntoma. Los fragmentos sueltos de cartílago flotante en la rodilla pueden causar hinchazón.
2. Dolor: Puede ocurrir dolor con el caminado prolongado o subir escaleras.
3. Perdida de estabilidad: La rodilla puede perder estabilidad al caminar.
4. Bloqueo:  Fragmentos de cartílago sueltos que flotan dentro de la rodilla pueden entramparla cuando la rodilla es flexionada causando el bloqueo de esta.
5. Ruido: La rodilla puede crepitar o hacer ruido durante el movimiento, sobre todo si se es el cartílago de la rótula el que está dañado.

¿Cómo se diagnostica el daño del cartílago articular?

Puede ser difícil el diagnosticar una lesión del cartílago articular. El examen físico puede mostrar una hinchazón de la rodilla, pero el examen puede ser normal.
Los rayos X pueden ser normales en la mayoría de los casos porque sólo el hueso es visible a los rayos-X. Cuando la perdida de cartílago es avanzada se observa una disminución en el espacio entre dos superficies óseas. Fragmentos de hueso sueltos pueden ser detectados en una condición llamada osteocondritis disecante (OCD), en la que una porción de hueso se separa con el cartílago articular.

La resonancia magnética puede revelar los diferentes cambios en el cartílago, desde estadios tempranos de enfermedad cartilaginosa, como en el reblandecimiento, hasta perdida completa de este o fragmentos osteocartilaginosos sueltos.

El diagnóstico del daño del cartílago articular es más fiable con un examen artroscópico. En este procedimiento, un pequeño lente de fibra óptica se inserta en la articulación con lo que se observa a plenitud el interior de la rodilla.

¿Cómo se trata una lesión del cartílago articular?

Tratamiento no quirúrgico

La degeneración del cartílago articular es a menudo tratada sin cirugía. Algunas de las medidas que el médico puede recomendar son:

1. Pérdida de peso.
2. Ejercicios para fortalecer los músculos alrededor de la articulación.
3. Plantillas para amortiguar el caminado Shock.
4. Cambios en la actividad física.
5. Inyecciones de ácido hialurónico para mejorar la lubricación y reducir la fricción.

El médico generalmente prescribe medicamentos para tratar los síntomas del paciente y se observa el progreso. Aunque hay medicamentos que pueden tratar los síntomas asociados con el daño del cartílago articular, no existen medicamentos que pueden reparar o fomentar un crecimiento de nuevo de cartílago.

Tratamiento quirúrgico

En los últimos 10 años, ha habido muchos avances interesantes en el tratamiento quirúrgico de los defectos del cartílago articular. El más comúnmente utilizado implica el tratamiento de rasurado del cartílago afectado por medio de un procedimiento artroscópico. Sin embargo, importantes investigaciones en este campo de la medicina ha conducido al desarrollo de varias técnicas nuevas para abordar este difícil problema.

Factores que influyen en la elección del procedimiento incluyen:

1. El tamaño del defecto.
2. La ubicación del defecto en la rodilla.
3. La edad y el peso de la paciente.
4. Nivel de actividad y deseos de actividad del paciente en su futuro.
5. La motivación del paciente y la capacidad de participar en la rehabilitación postoperatoria.
6. La alineación de la extremidad del paciente: ¿son la rodillas arqueadas o piernas hacia fuera del paciente?

Compartir en Redes Sociales:
  • Facebook
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay

Comments are closed.