Get Adobe Flash player

Tratamiento de Fascitis Plantar (Espolón Calcáneo)

La fascitis plantar es una inflamación de la fascia plantar.Se trata de una lesión por sobreuso que causa dolor en el talón, pudiendo irradiar a la parte anterior del pie. La fascitis plantar también se conoce como espolón calcáneo aunque no son estrictamente lo mismo. Un espolón es un crecimiento óseo que se desarrolla en el inicio de la fascia plantar en su inserción en el hueso del talón (calcáneo). Esto puede ocurrir (por tracción repetitiva de la fascia plantar) en un pie sin ningún síntoma y, a su vez, un talón doloroso puede no tener presente el espolón.
La fascia plantar es una banda ancha, gruesa de tejido fino que discurre por la planta del pie desde el talón (vea imagen de la derecha). A veces puede producirse una rotura en el origen del ligamento transverso que puede causar inflamación y dolor.

Síntomas de la Fascitis Plantar

  • Dolor en el talón, debajo del talón y frecuentemente por dentro, en la inserción de la fascia. Puede haber dolor a lo largo del borde exterior del talón sobre todo al caminar. También puede estar asociado, en los pies cavos, al impacto producido al saltar desde gran altura y caer sobre la parte externa del talón.
  • El dolor suele ser más intenso por la mañana. Más tarde se alivia, cuando el pie se calienta, pero puede empeorar otra vez durante el día, especialmente al caminar.

La fascitis plantar suele darse en deportes comunes que implican correr, bailar o saltar. Los corredores que tienen excesiva pronación del pie (los pies planos) tienen mayor riesgo de sufrir fascitis plantar ya que la biomecánica del pie en pronación causa un estiramiento adicional de la fascia plantar.

Causas de la Fascitis Plantar

La causa más común de fascitis plantar es una excesiva tensión en los gemelos, que conduce a una pronación prolongada del pie. Esto, a su vez, produce un estiramiento repetitivo de la fascia plantar llevando a inflamación y engrosamiento del tendón. Al espesarse la fascia, ésta pierde flexibilidad y fuerza.
Algunos especialistas creen que el grado de pronación del pie (un pie plano o cavo) siempre se advierte observando el arco plantar. Pero no siempre es así; a veces sólo puede verse con tomografías del pie, especialmente si el paciente tiene un pie muy arqueado.
Asímismo también es conveniente observar el comportamiento del pie durante la dinámica, esto es andando o corriendo, ya que no siempre se corresponde con lo observado en el análisis estático (la exploración visual, de la pedigrafía o huella del pie en tinta o de lo observado en el podoscopio). Un análisis biomecánico de la marcha o de la carrera por medio de un pasillo de marcha o unas plantillas instrumentadas que nos revelen el comportamiento del pie en dinámica nos puede ser de gran ayuda para averiguar la causa de la fascitis. El fisioterapeuta o experto en análisis del pie pueden evaluar estos comportamientos.
Estas son algunas de las causas de la fascitis plantar, pero esta patología puede deberse a cualquier alteración de la biomecánica evaluada por un fisioterapeuta.

TRATAMIENTO

  1. Reposo
  2. Antinflamatorios
  3. Suprimir calzado plano e inadecuado
  4. Elevar 1cm. el talón
  5. Plantillas Ortopédicas
  6. Fisioterapia-Rehabilitación
  7. Infiltraciones con Corticoides
  8. Infiltraciones con Factores de Crecimiento
  9. Cirugía Tradicional
  10. Cirugía Endoscópica
Compartir en Redes Sociales:
  • Facebook
  • Print
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Blogplay

Comments are closed.